Los hijos y el cuidado bucal

0 Comment


Un error común de los padres es que a veces descuidan el cuidado de los dientes de leche, algunas personas tienen la idea de que, dado que los dientes de leche serán reemplazados eventualmente, el tratamiento de la caries dental en los dientes de leche puede diferirse. Esto puede ocasionar que los dientes de leche sean insalvables.

La pérdida temprana del primer juego de dientes puede interrumpir temporalmente la función, la estética y el habla hasta que el segundo conjunto entre en erupción.

Las primeras visitas dentales con los profesionales de la odontología como Samaritan dental ayudaran mucho a educar a los padres o cuidadores sobre la importancia de cuidar los dientes de leche. Dichos dientes ayudan a guiar el crecimiento y desarrollo de las mandíbulas y los dientes permanentes.

La caries, o caries dental, es una enfermedad previsible. Si bien la caries puede no poner en peligro su vida, pueden afectar negativamente su calidad de vida.

Cuando sus dientes y encías están constantemente expuestos a grandes cantidades de almidones y azúcares, se pueden formar ácidos que comienzan a erosionar el esmalte dental. Los alimentos ricos en carbohidratos como dulces, galletas, refrescos e incluso jugos de fruta dejan depósitos en los dientes. La combinación de depósitos y placa forma ácidos que pueden dañar la estructura mineral de los dientes, lo cual resulta en caries dental.

Cuida sus dientes sensibles
Las comidas y bebidas frías y calientes pueden causar dolor o irritación a personas con dientes sensibles. Con el tiempo, el esmalte de los dientes se puede desgastar, las encías pueden retroceder o los dientes pueden desarrollar grietas microscópicas, exponiendo el interior del diente y terminaciones nerviosas irritantes. Solo respirar aire frío puede ser doloroso para aquellos con dientes extremadamente sensibles.

Mal aliento 
Aunque no es una situación extrema a tu hijo le puede pareces muy incomodo, en estos casos el cepillado diario y el uso del hilo dental ayudan a prevenir la acumulación de partículas de alimentos, placa y bacterias en la boca. Las partículas de comida que quedan en la boca se deterioran y causan mal aliento. Mientras que ciertos alimentos, como el ajo o las anchoas, pueden crear mal aliento temporal, el mal aliento constante puede ser un signo de enfermedad de las encías u otro problema dental.